Jerez: Pandemias y Mendicidad

Por Raúl Bañuelos

Ambiente tenso.

De unas semanas a la fecha el ambiente en Jerez se ha vuelto más tenso: Hemos tratado de sobrellevar los efectos de una pandemia que en su camino sigue dejando estragos de toda índole: enfermedad, muerte, desempleo y mendicidad. La cara este pueblo mágico ya no es la misma.

El duelo.

Las secuelas del COVID están canijas. En los últimos días el virus se ha llevado a personas muy conocidas. Gente que, padeciendo de otros males, fueron severamente afectados en su organismo hasta perder la vida. Va a ser muy triste ya no verlos jamás.

Rebasado.

Es cierto que cada quien es responsable de su salud. Que todos debemos cuidarnos, pero en este difícil periodo el gobierno sigue tibio; se ha visto por demás rebasado. Las autoridades de salud, en conjunto con el gobierno, siguen emitiendo boletines de prensa terroríficos y pintando a Zacatecas de negro. Emplean una campaña de miedo para escudar su incompetencia.

SI PUEDES, #QuédateEnCasa

Increíble que en 7 meses ellos no se hayan ajustado el cinturón; no adoptaron medidas para ahorro y las acciones humanitarias no las vemos por ningún lado. Lo único que han hecho es agregarle dos palabras a su afán de que la gente se quede encerrada: Si puedes,  #QuedateEnCasa. Ya vieron que la vida no es fácil y que la gente se ve obligada a salir a las calles en la búsqueda de su propia supervivencia.

Afectada la economía.

También Alejandro Tello ya reconoció que el cerrar de nueva cuenta los comercios dañaría aún más la economía, por lo que sólo algunos establecimientos deberán cerrar sus puertas unos días, como los bares y cantinas.  Ahora juran y perjuran que es el alcohol el causante de la propagación del COVID.

En Jerez salió otra voz en el gobierno alegando que sería un caos volver a cerrar los comercios en el Pueblo Mágico. Ya vieron que de nada les sirvió tanta medida impositiva y mucho menos cerrar a diario las calles, lo que sólo provocó rabia entre los jerezanos.

Sin lana.

El gobierno se quedó rabón. Su insensibilidad sigue tan ausente que a la fecha los jerezanos no hemos escuchado noticias solidarias. Eso sí, las acciones gubernamentales disminuyeron, pero sus salarios no. Tampoco la plantilla laboral se redujo. Sigue gente en la presidencia cobrando sus altos sueldos y otras áreas dizque trabajando desde casa.  Lamentamos que no haya habido una reorientación del presupuesto, para, de ese dinero, ayudar a familias que en verdad viven al día.

Ya no habrá apoyos.

Lo dijo el gobernador y se replica en Jerez: Se les acabó el dinero. Ya explicaron que no habrá más despensas ni otra clase de apoyos. Para lavarse las manos y exculparse de los zacatecanos, le echan la bolita al presidente de la República.

Por su parte, Toño Aceves empezó a repartir libretas a los niños; verdaderamente esta acción da pena ajena; es una burla para el pueblo verlo entregar limosnas y todavía hay comunicadores que le aplauden semejante torpeza.

Más impuestos.

Entre tanto embrollo, la autoridad ya piensa en cómo incrementar la recaudación de impuestos para el 2021. Ya llegará el mes de enero y saldrán las sorpresas. De una u de otra forma el gobierno no quiere perder. Ahí sí que el pueblo que se ponga a mano sin importar que la pandemia siga afectando a todos por igual.

La otra pandemia…

A la par del virus, se desarrolla otra situación que nos incomoda como habitantes. De ese asunto todos murmuran, pero de ello nadie se atreve a profundizar. Los jerezanos hoy también sobrevivimos por obra de Dios, pues, en quienes se supone descansa el poder de igual manera se han vuelto de palo. Estamos en una incertidumbre total.

La desesperación.

El Jerez de hoy ya no es el mismo de hace 7 meses. El desempleo y la desesperación de la gente siguen creciendo. Nuestra ciudad se está llenando de limosneros que vienen de otros lugares. El aumento de niños limpiaparabrisas ya está presente en todo el centro de la ciudad, al grado de que, para el automovilista ya representa esto una molestia. Los músicos por las mismas: Haciendo su lucha en los semáforos para llevar algo de sustento a la casa, pero si cruzamos la alameda, también ahí nos encontraremos hondureños en cada esquina pidiendo un peso para comer. Ya es una imagen de tristeza y pobreza la que vemos todos los días en el pueblo.

Sin ideas.

Las pandemias y la mendicidad avanzan y las estrategias implementadas por parte de las autoridades son pobres. Aparece un operativo disfrazado que dizque para combatir la propagación del COVID llamado OPC, una loquera más del gobierno, otro disfraz de su inoperancia.

Para colmo…

Ya nacen las intenciones del PRI, PAN y PRD por armar una alianza estratégica para ir contra MORENA en el 2021 en Zacatecas. Muy preocupados ellos en cómo evadir su propia muerte. Quizás no se han dado cuenta de cómo los ve la ciudadanía y la población entera que en plena pandemia jamás supo de ellos. Pero bueno, ya los verá usted en su casa muy pronto pidiéndole por el amor de Dios su apoyo y su voto.

Al pendiente…

En el gobierno municipal sigue la preocupación porque los grupos de poder al interior ya trabajan para su propio santo. Cuánto gusto me daría verle la cara al presidente para recordarle otra vez de qué clase de gentecita se rodeó… Más ciego no puede estar!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *